ENFERMEDADES MAS COMUNES

·        BOTRYTIS O PODREDUMBRE GRIS 

Enfermedad criptogámica que se desarrolla en hojas, tallos y flores de las plantas de interior. Las partes afectadas se cubren de un moho gris y velloso que evoluciona rápidamente. Todas las plantas de interior son sensibles a este hongo, sobre todo las que tienen hojas carnosas.

-         Ambientes que favorecen su desarrollo: este hongo prefiere las atmósferas húmedas y frescas. Aparece cuando hubo un exceso de agua, una aireación deficiente o temperaturas muy bajas.

-         Prevención: no se debe pulverizar el follaje cuando las temperaturas no sean altas.

-         Tratamiento: cuando hay poco moho gris, lo mejor es arrancar las hojas enfermas, disminuir los riegos y las pulverizaciones sobre las hojas, ventilar mucho y tratar la planta con fungicida. 

·        FUMAGINA 

La fumagina es una podredumbre que se desarrolla en el azúcar segregado por los pulgones o las cochinillas. Son manchas negras, similares al hollín, que se presentan sobre las hojas y tallos que disminuyen el ritmo de crecimiento e impiden el normal intercambio gaseoso entre la hoja y la atmósfera.

-         Prevención: es indispensable combatir los insectos que segregan el azúcar, de esta manera al desaparecer la fuente de alimento de la fumagina, ésta desaparecerá.

-         Tratamiento: para deshacerse de la fumagina hay que lavar las hojas con trapo húmedo.

·        OÍDIO 

Esta enfermedad criptogámica se presenta en las hojas, tallos o flores jóvenes, que se cubren de manchas blancas y polvorientas que secan y debilitan la planta.

-         Ambientes que favorecen su desarrollo: aparece con atmósferas cálidas y húmedas. Aparece también después de pulverizaciones demasiado frecuentes.

-         Prevención: en cuanto aparezcan las primeras manchas que nos "informan" de la enfermedad, se aconseja arrancar las hojas afectadas. Desde este momento también es  recomendable disminuir los riegos, airear regularmente y no pulverizar con agua.

-         Tratamiento: tratar la planta con un fungicida. Repetir varias veces esta operación durante un período de 10 a 12 días. 

·        ROYA 

Esta enfermedad criptogámica aparece sobre todo en la cara inferior de las hojas y sobre los tallos, que se cubren de manchas oscuras provocando la caída de hojas y la muerte de la planta.

-         Ambientes que favorecen su desarrollo: se desarrolla en ambientes húmedos. Aparece después de un exceso de riego o de pulverizaciones demasiado frecuentes.

-         Prevención: se aconseja mirar con detenimiento la cara inferior de las hojas de las plantas sensibles cuando viene del vivero y en el período de crecimiento, para detectar rápidamente la enfermedad. En cuanto aparezcan las primeras manchas habrá que arrancar las hojas afectadas, disminuir los riegos y airear con regularidad.

-         Tratamiento: todos los casos deben ser tratados con un fungicida. Repetir varias veces la operación durante el período de crecimiento. 

·        ENFERMEDADES VIRÓSICAS Y BACTERIANAS 

Estas enfermedades son provocadas por organismos microscópicos que producen manchas de formas irregulares, deformaciones en las hojas y en los tallos.

 El crecimiento se interrumpe. Las putrefacciones de los tallos y la formación de excrecencias son causadas por las bacterias.

-         Prevención: se deben vigilar las plantas cuando se compran y ver que estén sanas.

-         Tratamiento: no existe.

PARÁSITOS 

·        MOSCA BLANCA 

Es un insecto pequeño que mide 2 ó 3 mm, de color blanco como su nombre lo indica, se asienta fundamentalmente en las caras inferiores de las hojas, donde pone huevos.

Se alimenta de la savia y segregan un azúcar.

-         Ambientes que favorecen su desarrollo: se desarrollan en ambientes cálidos y secos.

-         Prevención: en el momento de la compra de plantas sensibles, es aconsejable inspeccionar la cara inferior de las hojas. Observar con regularidad el follaje de las plantas para poder detectar con rapidez su desarrollo y lavarlo con regularidad en épocas cálidas y secas.

-         Tratamiento: en caso de ataque, efectuar un tratamiento con insecticida sistémico. Repetir varias veces la operación por espacio de 10 a 12 días.

-         Daños que ocasiona: las moscas blancas provocan que las hojas se vuelvan amarillas y luego se caigan. Además aparece la fumagina donde han depositado su azúcar.

·        COCHINILLA (COCHINILLA ESCUDO) 

Las cochinillas escudo son insectos que miden de 2 a 3 mm. Como su nombre indica, tienen un caparazón oscuro y ceroso. Están inmóviles sobre los tallos o la cara inferior de las hojas, se alimentan de savia y segregan un azúcar.

-         Prevención: vigilar regularmente las plantas sensibles y particularmente los tallos cuyo color es parecido al del caparazón de las cochinillas escudo, dificultando la detección.

-         Tratamiento: suprimir los focos importantes con un trapo y tratar con un insecticida. Efectuar varios tratamientos espaciados de 3 a 4 días durante dos semanas.

-         Daños que ocasiona: estos insectos llamados chupadores provocan que las hojas se vuelvan amarillas y disminuyan el ritmo de crecimiento. La planta se debilita y muere. Sobre el azúcar segregado se observa un desarrollo de fumagina. Pueden inyectar sustancias tóxicas o irritantes. Las ramitas jóvenes pueden llegar a secarse, como así también las plantas jóvenes. 

·        COCHINILLA ALGODONOSA 

Son pequeños insectos que miden de 2 a 3 mm, de forma ovalada y color rosa, recubiertas de un vello blanco. Se las ve sobre los tallos y hojas de plantas de interior. En ciertos casos se observan montones vellosos y blanquecinos alrededor de las raíces y a nivel del cuello. Se trata de una cochinilla de las raíces la cual se elimina con un producto sistémico.

-         Prevención: vigilar atentamente las hojas. Un ataque de poca importancia se puede controlar fácilmente.

-         Tratamiento: suprimir los focos de infección con un trapo y tratar las plantas con un insecticida. Repetir varias veces la operación en el espacio de 10 a 12 días.

-         Daños que ocasiona: las cochinillas algodonosas son insectos chupadores que provocan un amarilleamiento y la muerte de las hojas. Cuando el ataque es importante, se observa el desarrollo de fumagina sobre el azúcar que segregan.

·        NEMATODES 

Los nematodes son parásitos muy pequeños y casi no se ven a simple vista. Atacan sobre todo las raíces pero también las hojas y los tallos de las plantas de interior.

-         Prevención: en el trasplante, usar substrato desinfectado y limpio.

-         Tratamiento: deshacerse de las plantas afectadas.

-         Daños que ocasiona: las plantas se debilitan (los nematodes interceptan la normal circulación de savia) y sus hojas se oscurecen y se secan. Cuando los nematodes se desarrollan a nivel de las raíces provocan la formación de abultamientos debido a que el accionar de su saliva produce lisis de las membranas celulares, formándose grandes células polinucleadas, alrededor de las cuales se produce una hiperplasia. Pueden destruir las raíces, afectando la superficie de absorción de la planta.

·        PULGONES 

Estos insectos miden de 2 a 3 mm de longitud, son de color verde, negro o anaranjado. Se multiplican rápidamente y forman colonias. Estos son fácilmente visibles sobre los brotes jóvenes, la cara inferior de las hojas o los capullos florales. También segregan un azúcar que gusta a las hormigas y sobre el cual se forma la fumagina.

-         Ambientes favorables para su desarrollo: prefieren atmósferas cálidas y secas.

-         Prevención: las atmósferas cálidas y húmedas que agradan a las plantas de interior son las que busca el pulgón. Por lo que, debemos vigilar cada planta, para poder intervenir lo más rápidamente posible.

-         Tratamiento: eliminar los focos importantes con un trapo. Efectuar un tratamiento con un insecticida específico o un producto sistémico. Repetir la operación varias veces durante 2 ó 3 semanas.

-         Daños que ocasiona: estos insectos chupadores provocan que las hojas se vuelvan amarillas y que se deformen los tallos jóvenes y las hojas. Detención del crecimiento. Además de su acción directa producida al alimentarse succionando con su aparato bucal picador y al igual que las cochinillas segregando sustancias melosas que favorecen la aparición de fumagina, pueden trasmitir diferentes virus. 

·        ARAÑUELAS 

Se trata de pequeños ácaros, cuya hembra adulta tiene una forma ovalada, mide 0.5 mm y es de coloración que varía del amarillo pálido, verde o rojo anaranjado. El macho es más pequeño y de cuerpo algo estrecho.

-         Ambientes favorables para su desarrollo: alta temperatura y baja humedad.

-         Tratamiento: por medio de acaricidas sistémicos.

-    Daños que ocasiona: el ataque que este ácaro lleva a cabo en ambas caras de las hojas, determina que éstas adquieran un tono bronceado, sobreviniendo clorosis y defoliación en casos de infestaciones severas. Además, la densa tela que teje, favorece la acumulación de polvo lo que entorpece la función clorofílica y dificulta los tratamientos fitosanitarios.